Vía RAYCO. 2ª Parte

Rocking RopeapuntesDejar comentario

Vía RAYCO. 300 metros 6b+ obligado /A3+

Abierta por Carlos Arocha desde abajo en dos ataques y en solitario los días 23, 30 y 31 de Agosto de 1.997, realizando en el segundo ataque un vivac en la sexta reunión.

Cuando me enteré del fatal desenlace, la verdad que me afectó mucho, tanto que decidí abrir una ruta en su nombre como comenté en el capitulo anterior, pero no sería una ruta de escalada cualquiera. Rayco era único e irrepetible y así ha quedado algo de él en esta ruta de dificultad alta.

Por aquel entonces fui bastante criticado por parte de la comunidad local de escalada en Ayacata.

Ya estoy vacunado desde hace tiempo contra los que con su opinión destructiva jamas han aportado, ni construido nada.

Algunos de “estos señores de la escalada” llegaron a dudar la propuesta del grado y técnica empleada, cuando a estos tampoco es que hayan han aportado nada nuevo a la escalada tradicional por estas zonas.

Decían que si estaba loco, que me podía haber matado, que si la roca está muy suelta, etc… excusas y más excusas. Mientras estos, en el Bar Casa Melo, se vanagloriaban de sus antiguas gestas, yo estaba en la pared más grande y vertical de Ayacata con tan solo 10 spit de métrica 8, comprados con el poco dinero que tenía en Deportes Tacoronte.

En definitiva ahí estaba con mi material, superación personal y una buena razón (mi amigo fallecido) para intentar honrar su memoria con esta escalada, costara lo que costara.

Durante mi estancia en pared y durante la apertura, me llegaría la noticia del fallecimiento LADY DI. Esa noche la pase sin saco en el vivac. De hecho le puse el nombre de ella en su memoria.

Antes de llegar a este vivac tuve una caída de 15 metros, porque me salto saltó el fisurero en el que estaba colgando, realizando una cremallera cabeza abajo y sin frenos con un patio que pa´que… ¡madre mía que suerte tuve! El soloaid hizo el resto, simplemente funcionó.

Es verdad, fue una locura, pero fue “mi locura” y si hubiera tenido un percance, qué mejor escenario, razones y motivo para irme al otro barrio con los gatos puestas.

Pero dejémonos de locura transitoria y permítanme decirles que aunque pudo parecer una temeridad, fue todo un gozo y honor abrir esta ruta.

Lo que no saben algunos, es que ese año, 1.997, había sido muy bueno en cuanto a mis retos deportivos.

Había conocido a Oscar Llop, con el que abrí numerosas rutas y me enseñó los truquillos de la escalada artificial. También estuve un mes antes por Monserrat escalando a vista numerosos 7a+ y algún A4 sin expansivos del conocido especialista Marcell Millet, el cual tuve la ocasión de conocer. Un viaje que me abrió la mente hasta el día de hoy referente al verdadero grado en la escalada: EL OTRO GRADO, EL DE EXPOSICIÓN.

Tengo constancia de que incluso algunos escaladores venidos de la península, expertos en esta modalidad, estuvieron por la isla, a pie de pared de la misma, pero viendo la calidad de la roca y trazado, decidieron que nay de nay, que artificial moderado con roca buena.
Información adicional

No colocar más seguros expansivos de los que ya hay, solo se permite sustituir lo los ya puestos y siempre que no merme la seguridad en las reuniones.

Material que empleé:

35 a 40 cintas, 30 clavos variados, 5 chapas recuperables, juego de friends surtidos, figureros, 2 plomos.

Total expansivos: 10 en 300 metros
Algunos clavos y plomos quedaron a lo largo de la ruta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *