Rayco no te olvidamos 1ª Parte

Rocking RopeapuntesDejar comentario

Un poco de historia:

Corría el verano de 1.997 y me llega la triste noticia del fallecimiento de un gran amigo del colegio y la infancia.

Se trataba de Rayco, o como lo apodaban sus más allegados: Rayco el Bola. ¡Vaya palo!

Fue una noticia inesperada, así de golpe, así de cruel e injusto… ¡Así es la vida!

Un accidente de ciclomotor se llevaba al Bola y dejaba un inmenso vacío en nuestros corazones. Corazones rotos de padres, familiares, amigos, conocidos…

Que decir (yo pondría sentir) en ese momento tan trágico para nosotros, pues que un trozo de nuestra alma en parte se fue con el, como si no quisiera dejarlo ir. Siempre en nuestras mentes y nuestros corazones a día de hoy.

Su sonrisa pícara, su predisposición de ayudar a sus amigos siempre y alguna que otra charla con sus padres para que nos autorizaran a llevarle de acampada con nosotros a Pargana.

Rayco era Rayco, así de simple, así de sencillo, un chaval joven con toda una vida por delante que se llevó la maldita carretera.

En el momento de su fallecimiento, hacía un largo tiempo que no sabía mucho de él, habíamos perdido el contacto por circunstancias de la vida, pero de vez en cuando me lo cruzaba por el barrio y un amigo siempre es un amigo.

Semanas más tarde de ese fatal desenlace, viajé a Montserrat, Barcelona, con mi buen amigo Fernando, de Tenerife. Un viaje que ya estaba programado hacía ya tiempo y que por aquella época, con nuestra juventud, con apenas 23 años recién cumplidos por mi parte, queríamos comernos y trepar lo que se nos pusiera por delante.

Allí tenemos la suerte de conocer al gran Marcell Millet, gran persona, gran escalador y coordinador del camping del Monasterio de Moserrat. Juntos realizamos varias escaladas y pasamos buenos momentos.

Por mi cabeza rondaba la idea de abrir una ruta conmemorando a Rayco, pero no quería que fuera en Montserrat, deseaba que fuera en Ayacata, en una pared que ya andaba por mi mente aquel año.

Además no quería abrir una vía cualquiera, en un estilo fácil, cómodo y sin compromiso.

Mi intención por aquella época era abrir una ruta soberbia y grande, donde el nombre de Rayco diera que pensar al que quisiera optar por repetir su ascenso.

Y así ha sido, 20 años se cumple en el día de hoy y esta ruta no tiene realizada ninguna Primera Absoluta.

¿Por qué será?

Continuara…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *